La IPPF celebra la decisión del presidente Biden de derogar la Ley Mordaza Global

This article is available in English and Spanish.

28th January 2021
Women's rights are human rights placard

La Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF) celebra la decisión del Presidente Biden de mantener su promesa y derogar la dañina Ley Mordaza Global (GGR) - también conocida como la Política de la Ciudad de México.   

Desde su reintroducción en el 2017 por la administración anterior, en una versión ampliada, la Ley Mordaza ha contribuido a un aumento de los embarazos no deseados y de alto riesgo y los abortos inseguros - que culminan en muertes maternas innecesarias. IPPF fue afectada directamente por la Ley mordaza perdiendo 53 proyectos en 32 países. Algunas Asociaciones Miembro perdieron hasta el 60% de su financiación.  

El Director General de IPPF, Dr. Álvaro Bermejo, afirma: 

"Celebro la decisión del Presidente Biden de derogar la Ley Mordaza.

"La reintroducción ampliada de la Ley mordaza fue cruelmente diseñada para negar a las mujeres el derecho a decidir sobre sus cuerpos. Aunque sabemos que esta política está pensada por los grupos anti-derechos como una herramienta para impedir el aborto legal y seguro, su implementación no sólo ha llevado a la coerción reproductiva, sino que ha recortado la prestación de servicios sanitarios. Desde los programas de prevención del VIH hasta la salud materna y el acceso a los anticonceptivos, nadie se ha librado de las consecuencias de esta dañina política.  

 

"Lo que tenemos por delante son años de trabajo para deshacer el daño causado por la Ley Mordaza, y para reconstruir una relación más sólida con los Estados Unidos. Una nueva relación en la que nuestro trabajo no se vea amenazado por futuras administraciones de los Estados Unidos, contrarias a la salud sexual y reproductiva. Para proteger los derechos de las futuras generaciones de mujeres y niñas, pedimos que la administración Biden-Harris derogue permanentemente la Ley Mordaza. Sin una derogación permanente, la Ley Mordaza seguirá siendo una amenaza constante para las mujeres, las niñas, los jóvenes y las comunidades marginadas. Los derechos reproductivos, la autonomía corporal y el derecho humano a decidir qué pasa con tu cuerpo no pueden estar a merced de un trazo de bolígrafo.  

 

" IPPF mira con esperanza la oportunidad de trabajar estrechamente con la administración Biden-Harris para proteger y avanzar del acceso a la salud sexual y reproductiva para todos".  

La presidenta y directora general de Planned Parenthood Federation of America, Alexis McGill Johnson, dice: 

"Durante los últimos cuatro años, Estados Unidos no sólo no ha apoyado el acceso a la salud reproductiva mundial, sino que lo ha bloqueado activamente. Hoy aplaudimos el comienzo de un nuevo capítulo, ya que la administración Biden-Harris pone fin a la devastadora Ley Mordaza, que ha impedido que millones de personas de todo el mundo reciban atención sanitaria esencial. Esperamos trabajar junto a la administración y el Congreso para aprobar la Ley de Salud, Empoderamiento y Derechos - (HER por sus siglas en inglés - Health, Empowerment and Rights), para proteger permanentemente el acceso a la atención sanitaria sexual y reproductiva mundial de los cambios en el control político de la Casa Blanca. Ya es hora de que Estados Unidos declare con orgullo al mundo que los derechos reproductivos son derechos humanos".    

IPPF agradece a la comunidad internacional que ayudo a cubrir el vacío de financiación que dejó la Ley Mordaza. Juntos, seguiremos luchando y ofreciendo salud y derechos sexuales y reproductivos en todo el mundo.