Un lugar en confianza y accesible

This article is available in English and Spanish.

Kiamara Edith Meneses Aparicio, 25, Sociologist, visiting the clinic for sexual and reproductive healthcare.

Un lugar en confianza y accesible

Dos usuarias de los servicios de consejería de salud sexual y reproductiva coinciden en que la confianza es uno los aspectos más valorados.

Danitza Gonzales, entrenadora personal, de 28 años, llegó a Inppares por recomendación de una amiga. “Me sentí súper bien con la consejería. La doctora me dio toda la confianza para poder contarle mis cosas y mis dudas que son tabú todavía, ella me supo guiar”.

Kiomara Meneses, socióloga, de 25 años, cuenta que supo de la institución a través de Facebook y al llegar a la consejería con su pareja se sintió en confianza: “nos gustó la forma de la explicación y fue todo muy claro, entonces seguimos viniendo todo el año 2019, hasta 2020, porque estaba considerando ponerme un implante subdérmico y vine para consultar”, comentó.

“Lo que más me gustó del servicio de consejería fue que no me sentí juzgada, algo que sí me había pasado en otros centros de salud, que, si preguntaba por un método de más duración, como un implante o un DIU, ponían limitaciones respecto de tener hijos antes o cosas así. Aquí entendí que no hay ninguna restricción para usar un método en particular y eso me pareció muy importante”, añade Kiomara.

Kiamara Edith Meneses Aparicio, 25, Sociologist, visiting the clinic for sexual and reproductive healthcare.
Kiamara Edith Meneses Aparicio, 25, Sociologist, visiting the clinic for sexual and reproductive healthcare.

 

Entre otros aspectos, las usuarias destacan de Inppares el precio asequible y la ubicación. “El costo me parecía adecuado, además del trato que me daban. Así que me quedé. Cuando alguien me consulta sobre a dónde ir para buscar consejería o asesoría por métodos anticonceptivos, les comparto la experiencia que he tenido. Además, el lugar es muy céntrico y el precio es muy conveniente”, cuenta Danitza.

“Lo que principalmente me gusta son los servicios que ofrece, además de la consejería, la facilidad de acceder a los métodos, porque siempre tienen campañas, también la prueba de VIH y el Centro Juvenil Futuro. Entonces, es un lugar bastante completo, y, definitivamente, yo lo recomendaría. Aporta mucho a la vida de las personas jóvenes porque la información empodera. Las mujeres jóvenes pueden tener un servicio diferenciado que atienda sus necesidades, las empodera para poder tomar decisiones sobre su cuerpo de una manera informada”, finaliza Kiomara.

Danitza coincide en señalar, “Los servicios como estos tienen un gran impacto en la vida de las personas para poder tomar decisiones informadas y responsables; deberían promoverlos más en las escuelas y en las universidades”.